VilladeHorche.com

Buscar en Villadehorche.com
martes, 21 de mayo de 2019
Leyenda de la novia y el toro
Escrito por Francisco José Martínez Fernández   
jueves, 10 de junio de 2010 a las 01:32
Facebook Twitter Tuenti

Hay cerca del casco urbano de Horche una cruz en el suelo que está hecha con piedras y que una leyenda que se ha trasmitido de generación en generación asocia a la muerte de una novia por un toro. El hecho que quizás tenga una base real pudo suceder así:

Image 

Las fiestas en honor de la Virgen de la Soledad, la patrona de Horche, están a punto de terminar. El día está plomizo y no hace mucho calor. El último toro del día ha salido a la plaza y el maletilla ha empezado a darle unos capotazos. Inesperadamente el animal, espoleado por el pinchazo de un mozo del pueblo, embiste contra una de las compuertas de madera que junto con carros y galeras cercan la plaza. Lo hace con tal fuerza que la traviesa cede e inicia su huida por la calle del Albaicín.
Los más jóvenes siguen al morlaco en el inesperado encierro. Al oír el griterío a su espalda, el toro redobla la carrera por la empinada cuesta de Verdugales, llegando sin que se le oponga ningún obstáculo, a las eras del Machucho.Esa misma tarde, una pareja de novios se encuentra apoyada en la cruz de piedras que hay a la espalda de la ermita de Santa Ana y que forma parte del vía crucis que recorre el término. No han ido a la capea ya que la chica está de luto y no cree apropiado que el resto del pueblo la vea divertirse en la fiesta.

Image

-    Estoy ahorrando para que cuando dejes el luto nos podamos casar. Dice el muchacho.

-    Qué feliz soy escuchándote decir eso, ya sabes que es lo que más deseo en este mundo, pasar el resto de mi vida a tu lado.

-    Tu padre no se opondrá, ¿verdad? -    ¡No seas tonto, si está encantado contigo! Además, así le podrás echar
una mano en las faenas del campo ahora que mi madre ya no está.

-    ¿No oyes gritar a la gente?

-    Ahora que lo dices, sí lo oigo, pero será que el aire ha cambiado y trae el griterío de la plaza.-    Puede ser, pero yo creo que pasa algo raro.

      El toro prosigue su carrera zigzagueante como si no tuviese un destino claro dónde ir. Agotado por el esfuerzo, se detiene para tomar un poco de aire, mira hacia un lado y otro, decidiéndose a tomar la cañada que bordea la ermita de Santa Ana.

      Mientras tanto la pareja ha seguido con su animada conversación ajena al peligro que está a punto de llegar. Una suave brisa mueve el vestido de la muchacha. El animal les ha visto y en vez de huir en otra dirección, inexplicablemente, se dirige hacia ellos.

-    Ya sé porqué grita la gente, mira hacia el pueblo ¿ves un toro?, le dice el joven a su novia.

-    ¡No es posible! Tengo miedo ¿Qué podemos hacer? -  Tú quédate aquí y no te muevas, yo le voy a citar a ver si se viene hacia mí
y te alejo el peligro.

     El muchacho llama la atención del toro haciendo con su camisa un capote improvisado pero el animal le rehúye y se dirige rápido hacia la muchacha que en vez de resguardarse en el pilar de la cruz, inicia una loca carrera hacia ningún sitio. No tarda en alcanzarla tirándola al suelo de un empujón con la testuz. Una vez allí, el toro la empitona lanzándola al alto. Ese ha sido su final. El cuerno le ha atravesado el corazón y ha dejado de latir.

     El morlaco como sabiendo el mal que ha hecho, ni siquiera mira hacia atrás y continúa la huida siguiendo la cañada. El primero en socorrer a la muchacha es su novio que la mira desconsolado intuyendo la gravedad de la cornada. Al poco tiempo llegan los corredores, alejan al muchacho de la terrible visión y se llevan rápidamente el cuerpo inerte hacia el pueblo pensando que tal vez el médico realice el milagro de volverla a la vida. Los menos siguen la persecución del toro para tenerle a la vista y tratar de prevenir otro desastre. Algunos se arremolinan alrededor de la sangre que tiñe de rojo la hierba. De pronto y sin haber mediado una sola palabra, uno de ellos coge piedras que hay alrededor y comienza a formar en el suelo una cruz en homenaje a la mujer que acaba de morir.

     Todavía hoy, en el borde del camino que hay cerca de la ermita que cambió el nombre de Santa Ana por el de San Isidro, pueden verse la cruz de piedras del suelo de cuatro metros de larga y la base del vía crucis donde estaba apoyada la pareja. La cruz de piedra del vía crucis está actualmente delante de la ermita.

Image

               
Francisco José Martínez Fernández

Horche, junio de 2010

Comentarios
Anónimo (Invitado) .::. 10-06-2010 .::. 10:06:19

Magnífico relato, gracias por tu dedicación.
horchana (Invitado) .::. 10-06-2010 .::. 10:21:40

ya habia odio este relato, pero es interesante todos estos detalles. La verdad, que la pobre tuvo muy mala suerte
Ana M. (Invitado) .::. 10-06-2010 .::. 11:59:35

Gracias por el relato Francisco José, y por la aclaración, porque a mí me habían contado que la base del vía crucis no era tal,sino la ubicación de la antigua picota. Asi que te agradezco que me saques de dudas.
Un saludo.
Fernando VilladeHorche (Administrador) .::. 10-06-2010 .::. 12:01:58

Igualmente dar las gracias a Francisco por el relato. La picota creo haber leído en la Historia de Horche que estuvo en su día detrás de la ermita de la Soledad.

Saludos.
Ubicación de la picota
Francisco José Martínez Fernán (Invitado) .::. 10-06-2010 .::. 18:10:02

Horche recibió el título de Villa el año 1537 pudiendo levantar horca y picota. La horca se construyó detrás de la ermita de la Virgen de la Soledad (en la actualidad se llama Cerro de la Horca) y la picota en la Plaza Mayor (en aquella época era la Plaza Nueva).Según el Padre Juan Talamanco, en 1590 la picota se hundió y los restos se utilizaron para construir la base del vía crucis.
ok
juanlo (Invitado) .::. 11-06-2010 .::. 17:01:14

Tal y como lo narras es como me lo comento mi abuelo y ya son 56 inviernos los que tengo.
La verdad es que pone los pelos como escarpias, aún así,lo que no recuerdo de que familia se trata y , sólo por curiosidad, si tienes esos datos podias publicarlo en otra ocasión.
Grs por tu testimonio
cms (Invitado) .::. 15-06-2010 .::. 13:43:01

Mi padre me ha contado esta historia muchas veces, lo que si añade él es que la familia no dejaban que se viesen, por eso quedaron a escondidas a las afueras,cuando todo el mundo estaba en la corrida para que nadie les viera juntos.
Novios
Virginia (Invitado) .::. 17-06-2010 .::. 16:13:16

A mí también me contaba de niña esta historia mi madre. Ella hoy cuenta con más de 60 primaveras y a su vez en su infancia su madre se la contaba. Su madre, mi abuela Agustina, falleció hace años pero de su quinta está aun vivo "el Boticario", quien cuenta con 103 años. Sería bueno saber si aun recuerda algo sobre esta historia y sus protagonistas.
Marisol Martínez (Invitado) .::. 31-07-2010 .::. 14:58:58

Francis, me ha encantado la historia que cuentas aunque la he escuchado muchas veces, siempre está bien volver a recordar, mucho ánimo para seguir escribiendo.
Enhorabuena
Rosalía (Invitado) .::. 05-10-2010 .::. 02:57:40

Muchas gracias por relatar algo que conocemos casi todos los horchanos, pero muy por encima, y ha sido buena idea escribirlo en la villadehorche.com. Enhorabuena por ello.
Gracias por este relato! Los pelos de punta!
Beatriz (Invitado) .::. 26-06-2011 .::. 18:26:32

Aun recuerdo a mi Abuelo Sixto contándome esta historia mientras paseábamos por el camino cuando apenas tendría yo 10 años. Los pelos de punta se me han puesto al leerlo y recordarlo. Todo Horchano ha oido esta historia de niño, y bien nos han dicho siempre nuestros padres y abuelos, que siempre que el toro está suelto... en casa o donde anda el toro! No nos vaya a pasar como a esos dos novios! gracias por este relato! No recordaba bien la historia! :))
recuerdos lejanos
jaaaaaaa (Invitado) .::. 05-11-2011 .::. 21:57:44

Tenia alrededor de 11 años ,caminando con mi padre hacia Tajuñuela a segar guisantes,(esto hace ya 47 años) me paró y contó esta historia tal y como está narrada, lo que no recuerdo y me estraña es la situación de la cruz, aunque si recuerdo estaba detras de la ermita de san Isidro. Siempre que paso por ese paraje recuerdo la historia y se me ponen los pelos de punta y miro alrededor por si hubiera algun toro , sin darme cuenta acelero el paso mirando algún sitio donde poder subirme.
Que bonito escuchar relatos como éste de nuestro pueblo.
Hechos reales
Rosario (Invitado) .::. 26-02-2012 .::. 23:24:56

Esta historia me la contanba mi abuela q ahoratioene 90 años y mi madre muchas veces , cuando paso por esa hermita seme pone los pelo como escarpias y me recuerda la historia . Me la contaban las dos igual q como esta aqui. Es una historia real q siempre ader ser recordada cada año por fiestas. Para concienciar a los padres q no deben salir los crios al recorrido del encierro por precaucion.

¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! | Regístrese aquí

AVISO IMPORTANTE: VilladeHorche.com no se hace responsable de las opiniones vertidas en los comentarios y se reserva el derecho a eliminar los que no tenga relación con la noticia o contenga insultos y/o descalificaciones. Recordamos que la dirección IP del usuario que realiza el comentario queda registrada.
Para realizar comentarios fuera de la temática de la noticia existe un
foro de debate a su disposición.


 

Acceso






Recuperar clave
¿Aun no se ha registrado? Regístrese aquí

Síguenos en...

Facebook Twitter Google+ Tuenti RSS


02/04/19 - 23:19

Temperatura: 8.6°C
Humedad: 83%
Viento: 0.0 km/h - SSW

Mercadillo

venta de piso a estrenar
Teléfono : 675889646

En nuestra galería...


Usuarios conectados

Hay 1 invitado en línea
Licencia Creative Commons


spacer.png, 0 kB
© 2019 VilladeHorche.com