VilladeHorche.com

Buscar en Villadehorche.com
martes, 21 de noviembre de 2017
Cuatro fuentes en la vega del Ungría
Escrito por Santiago Barra   
viernes, 07 de diciembre de 2007 a las 18:22
Facebook Twitter Tuenti

Image
Vivos colores otoñales en el valle del Ungría

Apenas a catorce kilómetros de la capital, se encuentra Horche, una villa con historia, calles típicas y numerosos rincones capaces  todavía de mostrarnos lo mejor de la arquitectura popular alcarreña.

El pueblo antiguo, que se llamó Orche, sin «h», se desparrama desde lo alto de la meseta alcarreña hasta las últimas cuestas del valle del Ungría, en cuyo término municipal se une con el arroyo de Matayegüas. La ruta que hoy les propongo, discurre por una vertiente paralela a este valle, que confluirá con el Tajuña, muy cerca, en Armuña, y tiene el interés añadido de estar en el camino de cuatro fuentes sencillas pero de gran encanto para el viajero.   


A Horche se llega cómodamente por la N-320. Subimos primero por el nuevo viaducto  del Sotillo, que es tanto como decir la primera Alcarria que sirve de atalaya al valle del Henares, y frente a nosotros se nos abre una meseta ancha y profunda. En el margen izquierdo, cerca del caserío de Villaflores, trazado por el gran  arquitecto Velázquez Bosco, se cultiva el maíz y el cereal, en terrenos ganados al monte de encinas y carrascas, que todavía resiste la colonización Tajuña abajo hasta más allá de Chiloeches. Pero no sin sacrificios y servidumbres.

Texto y fotografías: Santiago Barra. 

El progreso nos ha traído la alta velocidad del AVE, que puso su estación cerca de Alcohete, a caballo entre los términos municipales de Horche y Guadalajara, y su trazado   ha abierto una cañada de hierro y hormigón por la que el ingenio mecánico vuela  a más de doscientos kilómetros por hora. Decenas y decenas de casas brotan como champichones brotan en una nueva ciudad a la que llaman Valdeluz. 

Uno de los puentes del AVE cruza ya la Tira larga, que así llaman los horchanos a la recta de cinco kilómetros que nos lleva directamente hasta la carretera que nos meterá en el pueblo. En medio de la llanura, su caserío aparece achaparrado y sólo destaca la recientemente reformada  torre de sillarejo de  su iglesia -sustituyó a una antigua del siglo XVI que se hundió-, pero con sólo  bajar por la calle de San Roque llegaremos a su plaza Mayor, una de las más tradicionales de la Alcarria, que todavía conserva los soportales en dos de sus lados, algunas casas de fachada de ladrillo y un ayuntamiento reconstruido con gusto y respeto. La plaza dispone también de una fuente moderna, que es duplicado del antiguo pilón que muchos añoraban, pero no es desde luego la única en un  término municipal de acuíferos y manantiales generosos y con una Fuensanta, en el camino de la Vega,  que  por sí misma es capaz de acoger especies que no congenian con  la rudeza de nuestros inviernos.

Aunque en Horche dejaron huella casi todas las guerras en las que con cíclica frecuencia   nos hemos metido los españoles (las de Sucesión y de Independencia, destrozaron la villa, y la Guerra Civil se llevó por delante uno de los mejores retablos platerescos de la provincia), el pueblo se recuperó de todas ellas, y  en su reconstrucción continuó cultivando las líneas de la arquitectura tradicional alcarreña, que le ha permitido llegar a este final de siglo   en un estado reconocible.

Así, todavía algunas calles conservan sus soportales, con pilastras de piedra y de madera;  dominan las fachadas de cal blanca, con  balcones de hierro y rejería de forja; no han desaparecido los voladizos con zapatas de madera y decoración floral;  los rincones con flores, emparrados y adornos frecuentan los barrios de las Flores y el Albaicín;  y lo que aparentemente puede  ser un inconveniente, sus numerosas cuestas, dotan a su conjunto arquitectónico de una estructura urbana irregular,  que le permite elevarse en distintos planos,  en armoniosa formación y siempre diferente según la perspectiva del ojo humano.

Image
Lavadero de Horche


Uno de estos rincones singulares lo encontramos en el lavadero público, ojos, oídos y latido de la vida cotidiana hasta el invento de la lavadora, y que milagrosamente se ha conservado en magnífico estado a pesar de que el progreso lo ha relegado entre lo prescindible.  El lavadero de Horche tiene un anillo grande, como de plaza de toros, con un tejadillo  para resguardarse del sol y la lluvia,  y un  inmenso pilón en el centro con agua suficiente para lavar de un golpe medio centenar de  juegos de cama de los de antes. Lo miro, y a través de él, veo reflejadas las casas de medio barrio. En un rincón, al final de la escalinata, está la Fuente Vieja, que vierte el agua sobre un pilón utilizado para aclarar la ropa.

Image
Fuente nueva
 

Calle Real abajo llegamos a la Fuente Nueva.  Su pilón es todo él de piedra maciza, en forma rectangular y rematado por la mitad de un exágono en los lados. El agua de esta fuente  tiene buena fama y hasta ella bajan los vecinos con cántaros y recipientes.

Camino de las Fuentes

Nuestra ruta de hoy va de fuentes, y a ello nos ponemos. Bajamos calle y abajo y por una cuesta que sale justamente al lado del antiguo matadero se toma el camino que nos llevará hasta el paraje conocido como Las Fuentes.

El valle del Ungría está más bello como siempre en otoño. En su margen izquierda abundan los pinos de repoblación entre La Sierra y La Requina, en misiones de freno a la erosión de sus escarpadas pendientes. La vertiente derecha, por la que caminamos, está  poblada por viejos olivares que  ofrecen abundantes aceitunas de un verde intenso. Pero hay algo prodigioso. Algunos arbustos han adquirido con el otoño unos tonos de vivos colores rojizos que destacan entre el resto del arbolado y la vegetación.

Image
El valle desde el camino
 

Apenas a quinientos metros, en un rincón tapado por el camino se encuentra la Fuente del Cura, a la que se baja por un corto tramo de escaleras. Sobre ella, una inscripción lleva la fecha de 1913, y el año en que fue reconstruida, 1996. Un buen lugar para hacer una paradita y refrescarse.

Image
Fuente del Cura

La sucesión de chalets y casas de campo al principio del camino delatan la expansión que está viviendo Horche en los últimos tiempos, aunque el crecimiento urbano no va por esta zona sino en los llanos de las eras altas.  Desde el camino disfrutamos  de unas inmejorables vistas sobre el Ungría, que llegan hasta las Alcarrias que dan escolta al Tajuña, a través de las mesetas que se alzan entre Fuentelviejo y Tendilla. Es el típico paisaje alcarreño, de  barrancos y olivares en depresiones de doscientos o trescientos metros, que miran a valles anchos, con pequeños huertos, cerca de un río o simplemente el cauce seco de  un pequeño arroyo.

Image
Las fuentes
 

El camino que seguimos es corto, no llega a los dos kilómetros, y acaba en el paraje conocido como Las Fuentes, que cierra precisamente un barranco al que llaman Valdefuentes. Allí está otra fuente de piedra, que tiene un pilón largo y en sucesivos desniveles, por el que discurre el agua que acabará perdiéndose en el reguero. Y más allá, cogiendo un camino que sube a la izquierda se llegará a nuestra última fuente, la de los Pozuelos, construida a principios de siglo a iniciativa de José Ruiz Cortés. En el paraje se puede ver una pequeña choza construida en piedra, y que sirve para dar cobijo del rayo y la lluvia a pastores y campesinos, los días de tormenta.

Image
Olivar
 

En las Fuentes hay también pequeños huertos y árboles frutales que tradicionalmente suministraban el mercado de Guadalajara  Es un lugar frondoso, de abundantes sombras y   apto para tomarse la merienda mientras los niños juegan sin peligro.

Image
Choza en piedra para el refugio de pastores


Para los que tengan más ganas de andar, el regreso lo pueden hacer bordeando el olivar y llegarán al pueblo por las eras, por un camino que pasa cerca  de la ermita de San Isidro, una edificación sencilla de planta cuadrada.

Comentarios
Ana M. (Invitado) .::. 10-12-2007 .::. 11:07:00

Estupendo reportaje para dar a conocer el entorno del pueblo, la ruta es fácil y muy agradable, se puede hacer en una mañana o tarde tranquilamente y merece la pena.
Me gustaría conocer más propuestas de rutas, los que conozcan bien el entorno pueden indicarnos los rincones más agradables para visitar, y también se podrían señalizar rutas para hacer por el campo, como en otras zonas donde se explica la historia, vegetación, fauna, etc. :D
Estado de las fuentes
Paseante (Invitado) .::. 10-12-2007 .::. 21:35:07

Es una pena que las fuentes, que nuestros padres y abuelos abuelos construyeron se pierdan por la falta de mantenimiento.

El otro día paseando por los Pozuelos el aspecto era muy triste, sería interesante mantener el patrimonio de nuestro pueblo.
paraje?
joaquin (Invitado) .::. 28-09-2009 .::. 19:46:39

Hola estaria interesado en saber a que parte concreta de alli se le llama o llamaba en tiempos de la guerra civil ¨LA VEGA DE UNGRIA ¨ se trata de una historia de mi abuelo en aquella zona en la guerra civil.... gracias de antemano ( podeis preguntar al afortunado que tenga abuelos por donde estuvieron por alli uos soldados rojos) estare agradecido... sierraca@msn.com

¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! | Regístrese aquí

AVISO IMPORTANTE: VilladeHorche.com no se hace responsable de las opiniones vertidas en los comentarios y se reserva el derecho a eliminar los que no tenga relación con la noticia o contenga insultos y/o descalificaciones. Recordamos que la dirección IP del usuario que realiza el comentario queda registrada.
Para realizar comentarios fuera de la temática de la noticia existe un
foro de debate a su disposición.


 

Acceso






Recuperar clave
¿Aun no se ha registrado? Regístrese aquí

Síguenos en...

Facebook Twitter Google+ Tuenti RSS


21/11/17 - 7:01

Temperatura: 3.8°C
Humedad: 68%
Viento: 0.0 km/h - NE

Mercadillo

Apartamento en Alquiler
Tipo : Oferta 
Categoria : Viviendas
Teléfono : 615333511
venta de piso a estrenar
Teléfono : 675889646
CLASES PARTICULARES
Teléfono : 669 75 21 21

En nuestra galería...


Usuarios conectados

Licencia Creative Commons


spacer.png, 0 kB
© 2017 VilladeHorche.com